29 de abril de 2009

Aprovechando las clases de filosofía...

Hoy hemos empezado un concurso de debate por equipos en clase de filosofía. Se ha tratado el tema de la eutanasia, y no ha estado mal. Tras algunos convincentes argumentos en contra de sus propios ideales ha ganado el grupo que iba en contra de su práctica. Presumiendo de que soy mujer, mientras escuchaba me ha dado por pensar en si de verdad los médicos lo saben todo, creo q la mente humana es demasiado compleja para conocer cuándo funciona y cuándo no.¿Puede una persona gravemente enferma ser consciente de su estado en realidad? Y se me ha ido el boli...

Ya nada importa.
Me he esforzado hasta el agotamiento en intentar hacerme notar, y no puedo.
Cada día me resulta más difícil despertarme y no ser yo quien respira.
Sí, siento, soy consciente de todo, o eso creo. Pero me es imposible demostrarlo, ni siquiera puedo llorar, no puedo sonreir.
Nada tiene sentido. No funciono por mí misma y en cambio puedo pensar, puedo notar el dolor, el tacto de esta sábana, el sollozo de mi madre... Y eso es lo que realmente me está quitando las fuerzas.
Sólo me queda aguantar, presenciar el paso del tiempo, mientras veo como se me acaba mi propia vida.


A propósito de este tema, una cancioncilla de mis queridos Warcry.

6 comentarios:

Manuel Amaro dijo...

Me pregunto qué escribirían muchos de tus compañeros aprovechando las clases de matemáticas...

Muy buena tu reflexión.
Me alegro de que aún queden mentes pensantes en este planeta.

Asdi dijo...

Jajajaja cómo mola :D Yo en filosofía me siento horriblemente inútil, o eso o que pienso demasiado, no puedo decir sí o no tan fácilmente, porque hay muchos factores que pueden hacerme cambiar de opinión xDD

Bonita la canción ^^ Gracias por pasarte, compañera de pensamientos filosóficos! =D jajajaja

Y no te preocupes, ya volverás a Inglaterra, te recuerdo que te voy a diseñar un avión! ;)

alea dijo...

jajaja es verdad! q no me acordaba!! jajaj gracias gracias!=D

Hiletrados Creativos dijo...

El tema de la eutanasia da mucho que pensar. Creo que el acto de elegir la muerte propia es un derecho. Cada quien es dueño de su cuerpo y de su destino. Sin embargo, me opongo a que sea la respuesta para todos los casos. Hay dolores tolerables. Y dolores que uno ha de convertir en experiencia, para sobrevivir a ellos. Hay suicidios, además, que son un reflejo de cobardía. Decía Napoleón que para vivir, hace falta ser valiente. Claro que, en relación a la eutanasia, si uno no tiene conciencia, no puede elegir... y la vida inerte, sin pensamiento, vegetal... no es vida, pues no tiene sentido alguno. Saludos

José María dijo...

Hola alea: Gracias por visitar mi blog; me encantaría tenerte entre mis seguidores. Yo me he paseado por el tuyo y me encanta; me convertiré en asiduo lector de tus interesantes escritos.
Respecto a la eutanasia, sólo puedo decirte que estoy a favor de la muerte digna, sin dolor y si para eso es imprescindible la eutanasia, la defiendo.
Un abrazo.

alea dijo...

Está claro que cada caso es un mundo. Yo me encuentro a favor de lo coherente,porsupuesto no de lo forzado.
Vaya con la entrada, q se está convirtiendo en un debate filosófico mejor q el de mi clase! jajaj