28 de junio de 2010

Sueños de viscolátex

Perdóname si alguna vez he intentado retenerte demasiado, si te he amargado las noches con mis lágrimas de niña miedica. Perdón si intenté reemplazarte, si dudé de tu fidelidad, si busqué tu lado más frío...
Estar contigo es estar protegida, cómoda en la oscuridad. Me encanta sentirte y agarrarme a ti como la última amarra que me queda en este mundo y dejarme llevar, transparente, ingenua...Susurrándote lo que jamás le diría a nadie, porque sólo a tu lado soy feliz, almohada.

3 comentarios:

- cuando ya no sirven las palabras dijo...

que bonito el texto..
te sigo! :)
gracias por pasarte ^^

M. dijo...

xDDDDDDDDDDDDDD ME HA ENCANTAO!! Tu blog es muy interesante, he estao mirandome varias entradas y tal así que me acoplo :3

Alea dijo...

Bienvenidas! =)