8 de septiembre de 2010

¿Qué haces esta noche?

Ha vuelto el fresquito matinal que tanto me gusta y mis vecinas ya tienen tema de conversación para rato en sus tertulias de ventana.

El otro día las estuve escuchando mientras desayunaba y una volvía a contarle a la otra lo ilusionada que está con su nuevo novio.
A mi su historia me parece maravillosa. Él usa sombrero,y cada vez que viene a recogerla, se lo quita para darle ese beso tierno en la mejilla que ella acoge con una sonrisa tímida. De vez en cuando la veo paseando del brazo de su enamorado, como tortolitos, y me hace una gracia la versión que al día siguiente cuenta vía patio de luces, realzando cada mínimo detalle de la cita... Pero es que la otra le da consejos y todo, puras quinceañeras.

Me parece algo precioso que el amor vuelva a ser motivo de vitalidad, de entusiasmo, de felicidad desbordante para mi vecina, que siempre me saluda sonriente, que siempre va más rápida que yo por la calle y cuyo novio le regala los ramos de flores más bonitos que he visto.
Casi 80 años en este mundo y aún les quedan caricias para exprimir al máximo la vida...

El final del camino es el principio si lo miras hacia atrás

9 comentarios:

***Vanessa*** dijo...

Qué historia tan tierna!
Besos.

Gincrispi dijo...

Siempre hay espacio para ser feliz. Por cierto, a una de las etiquetas de arriba le falta una letra, ¿no? La de archivos. ;).

Saludos.

Alea dijo...

Vanessa gracias por seguir pasandote por aquí =)

¡Ostras Gincrispi pues nunca me había fijado! Qué observador XD
Lo que pasa es q eso es más bien de pega, no se ni siquiera si funciona XD venía por defecto con la plantilla. Gracias de todas maneras por el toque de atencion ;)

Doamna care plânge dijo...

ohhhhhhhhhh!
Ke lindo !!
Ke tierno ..!
Asi debe ser!!!!

Natalia... dijo...

Yo creo que la adrenalina del conocimiento, del intercambio de experiencias y halagos es lo más motivador que existe. Lo que por ahí dudo es de la existencia del amor...pero esa es otra histeria.
La verdad es que encontrar alguien que nos complemente, nos revitalizará siempre..
Muy buena entrada...besos!

jairo F.Quindós dijo...

Muy buena entrada, el amor ha esas edades es un sentimiento precioso, pues una caricia significa mucho más que cualquier cosa, una historía preciosa la verdad.

Alea dijo...

Doamna, Jairo, bienvenidos por estos lares, gracias por comentar, que siempre hace ilu ;)

Natalia, tienes razón, quizas me haya precipitado al llamarlo amor, pero es que me siento yo más entusiasta que la propia pareja jajaj
Un beso

Angélica Mora dijo...

Linda historia y gracias por visitar mi blog. Traté de unirme, como amiga al tuyo, pero hoy no se pudo.
saludos

Alea dijo...

Gracias a tí Angélica. Y sí, blogger trata de hacerme antisocial jaja a ver si se puede en otro momento. Un beso