11 de abril de 2010

No todo es un sí o un no, ¿o sí?

Hoy, tras el gran partido del año.
Hoy, día de victoria y derrota.
Día de resultados. De números. De un: "sí vales", y de los "vaya mierda de equipo".

¿Por qué el humano se empeña en deshumanizar todo con los números, con cifras, con el sí y con el no? Reducirlo todo a una binomial, en parámetros de éxito o fracaso.
¿Por qué sólo nos importa el final de la película? ¿Por qué únicamente nos quedamos con la última frase del libro?

Señores la vida no está en el final, lo importante nace y muere en el proceso. Porque lo que hace noble a un nombre no es cómo murió y si el día de su entierro estaba rodeado de gente que se apenaba de su fatídico final, lo que importa es si fue querido hasta el día de su muerte.

______________________________________________

Pero ahora únicamente me darán la vida dos letras unidas, dos morfemas que significarán vivir o morir, empezar o acabar.
Porque, como buena humana, yo también soy imbécil. Hoy sólo me importa una respuesta. Adiós a lo demás.

Un sí o un mutilador no, de ello depende mi felicidad más inmediata.





Y ahora... ¿qué?

2 comentarios:

mery dijo...

La vida está llena de respuestas y de sus preguntas, es así de simple, la cosa está en hacer las preguntas correctas y dar la importancia adecuada a las preguntas... :)

un beso, y suerte con la respuesta que necesitas!

Elogio de la locura dijo...

preguntas, preguntas.. me voy a volver loca de hacer preguntas sin respuesta jajaja
muchas gracias mery,
un besazo ;)