31 de mayo de 2010

Exposición de fotos I

Las agujas retumbaban dentro del despertador, parece que Cronos me está echando en cara que llevo horas boca arriba, aquí tumbada sin hacer nada... mirando el techo sin ver nada.
Ciega por lo que pasó o, mejor, por lo que no pasó.
Vagos parpadeos refrescan una mirada perdida que extravió la vivacidad que la coloreaba.

Noto las sábanas más frías que nunca. Y gélidos pinchazos cesaron aquel aletargamiento que me mantenía en una tranquilidad lastimera. Aún me duele cada palabra que no te dije, cada sonrisa que reprimí, cada beso que dejé para después. ¿Y ahora... a quién voy a regalárselos? mis labios se retuercen en una mueca desdeñosa. ¿A quién pretendo engañar? Me duele, claro que sí, menos de lo que imaginé pero mucho más de lo que creí.


Me giré, dejando que mi cuerpo se abandonase en un sordo golpe contra el colchón. Estreché la almohada y reconocí tu olor. El vórtice del recuerdo enturbió mis ojos acumulando el dolor en lágrimas, fragmentadas por otro intento de entereza al negar que te echo de menos.
Cerré los ojos con la inocencia de despertar en el pasado, a tu lado. Sonriendo como una boba.

Querer abrir los ojos y no poder, ver la realidad y no creértela.

Y me aferré a la almohada, apreté los dedos dejando que el relleno y el almohadón los invadiera y la abracé con aquel arrebato de dignidad que me llevaba a aceptar lo comprensible, lo lógico e inevitable.
Decidida a no darme por vencida intenté levantarme; torpe e inútil reuní la valentía ínfimamente necesaria para impulsarme con aquella muñecas desvanecidas. Encendí la luz de la mesita y cogí un folio arrugado, un lápiz y mi subconsciente para dibujar esta cursilería.

Todavía me tiembla la voz al reconocerlo y aún me siento estúpida por no haberlo roto.


Negrita




Foto: Marta Gámez (Atzura)

3 comentarios:

Alea dijo...

He seguido la creación de esta entrada en directo, vía borradores..jaja

Qué genial es soltar lo q nuestro propio yo nos oculta mediante palabras. Ojalá no necesites escribir más entradas como ésta, pero enhorabuena por saber hacerlo tan bien ;)

P.D: no pillo el título...

Anónimo dijo...

Cris tu has escrito esas dos últimas entradas? porque me encantan

Elogio de la locura dijo...

siii :D