29 de enero de 2014

Random



Me vas a quitar la vida.
Tienes un anzuelo en cada gesto y ya nunca para de sangrarme el paladar.
Eres el trópico.
La estática tormenta que llevo.
El íntimo cansancio de mis intentos.
Y para colmo tus ojos.

No.
Te puedo.
Sostener.
Más.

Ya tengo bastante con llevarme a rastras.

Mátame.
Por favor.
Pégame un tiro.
Desgárrame, clávame en el suelo, ábreme poro a poro y sácate.


Acaba conmigo

o por lo menos

empieza.

3 comentarios:

Justi dijo...

Siempre sorprendiendo :-)

Dejas con ganas de más !

San Carbajo dijo...

A veces no sabes qué es mejor, si que acaben contigo o que empiecen.

Un saludo!

Ada Galiana dijo...

Arrasador juego de palabras :)