1 de febrero de 2014

Smash

Me tiemblas el pulso y no lo sabes.
Me quemas cuando me reptas la cintura
y me voy bajando cada centímetro que subes.

Te lloro y tú
vestida de verano
te dejas resbalar en mis batallas.

El mundo te escucha y no se alarma,
Las calles que te llevan no se encienden
A la gente no se le apresura el aire
cuando se te sonríe el cuerpo.

No lo entiendo.
No lo entiendo.

No, lo, entiendo.

2 comentarios:

San Carbajo dijo...

Es increíble lo mucho que cambia el significado poniendo una simple coma, o quitándola.

Un saludo


Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

He venido por primera vez a su blog. Me gusta, tanto en su diseño como en lo que escribes. Me apunté como seguidor suyo y la invito a que venga a mi blog, se apunte de seguidora para quedar enlazados y seguirnos comunicando.